lunes, 20 de agosto de 2012

Calamars farcits

Les coses que té anar de vacances és que de tant en tant has d'anar fent un "barrido" de nevera per tal d'evitar que certs aliments comencin a caminar sols... i si aquests aliments tenen potes... raó de més per fer-ho!

Així doncs... l'altre dia vaig disposar-me a fer... calamars farcits... seguint el meu costum, la meva tradició... vaig buscar per internet alguna recepta "apanyá" per tunejar i fer-la meva.

I aquí us deixo els passos que vaig seguir... advertència... va quedar molt bo però va ser laboriós... una bona excusa per gaudir cuinant i ja de pas, deixar reposar la pell de sal, sol i aigua... :)

Pas número 1: netejar els calamars... tot el que us puguin treure a la peixateria... PERFECTE!! I sinó, la cosa consisteix en treure el pellejo aquest com lilaci i la boca (aquesta part es llença)... treure les aletes i les potetes (aquesta part es trosseja perquè formarà part del farcit). Al web parlava de donar la volta els calamars per netejar ben bé l'interior... jo no vaig ser capaç (no per falta d'escrúpols... i és que si ho proveu veure-ho que és molt complicat)... així doncs, s'ha de treure la baina transparent, i tota aquella com pelusa-gelatina blanca (és una mica disgusting però el que s'ha de fer, s'ha de fer).


Un cop nets, es deixen a la nevera (perquè elaborar el farcit té el seu què).

Pas número 2: el farcit... jo vaig aprofitar bacó i uns carbassons ja sofregits (amb una mica de ceba) que hi havia per la nevera. Així doncs, vaig cremar un parell d'alls petits i filetejats (sí, sí... cremar... però va ser un accident... tot i així va quedar molt bo, així que explico, sense saltar-me res cada detall d'aquesta recepta), vaig afegir ceba i un cop daurada afegim el bacó, i després les potetes i les aletes fetes petit... i un cop tot ja té un color de fet, vaig afegir el carbassó (que ja estava fet) i ho vaig barrejar. Simultàneament vaig fer dos ous durs, i un cop tot una mica refredat, ho vaig barrejar... i ja tenim el farcit.


Pas número 3: farcir. Ninonanoninonano... cullereta petita... per molt gran que sembli la boca del calamar... més val assegurar i anar passet i passet! I així, amb paciència, anar emplenant els calamars... per cert, no us passeu embotint-los... el motiu.... és que poden explotar... de fet, 2 de 3 (i no parlo de cap castell... també seria un castell una mica minimalista) calamars van rebelar-se explotant... no va ser dramàtic perquè estava tant embotit que la major part del farcit es va quedar dins però veure com vomita part del farcit (després de tanta estona de preparació) fa patir! I és que també heu de tenir en compte que els calamars s'acaben encongint!


Pas número 4: fer el calamar. Jo vaig aprofitar l'oli del carbassó sofregit per marcar els calamars... 5 minuts d'una banda i 5 de l'altra... un cop marcats vaig afegir caldo de peix de l'àrea (de guissona... reverència off), i  vaig deixar una mitja hora fent xup xup (no cal cobrir tots els calamars amb el suc de peix... en cobrir l'olla, els vapors van fent la resta... jo igualment li vaig fer la volta en un moment determinat). Cap al minut 20 vaig afegir un rajolí de verdejo... que va ser el vi que va acompanyar el dinar!


Pas número 5: menjar. Bon profit! :o)


sábado, 18 de agosto de 2012

Juan José Millás y El orgasmo múltiple

Aquí va el post dedicat al segon conte per adults que vaig explicar com a "cuentacuentos"... els motius pels quals vaig triar aquest conte van ser varis... com deia en un post anterior, els cuentacuentos expliquem històries perquè d'alguna manera ens mouen, perquè ens resonen i ens és fàcil fer-nos-els nostres... clar que podem explicar altres històries, (que ante todo, hay que ser profesional).

Entre d'altres coses... aquest conte té un cínic sentit de l'humor que em va captivar... és una carta a un examor... parla dels motius de la ruptura... planteja el pudor i la no existència d'un espai on parlar de sexe lliurament, de creences i complexes al respecte... i un detall... potser ínfim però amb el que em vaig sentir superidentificada, en un passatge diu: "Para encontrar un terror de calibre semejante al de aquel día, tendría que remontarme a las nosches de mi infancia, pobladas de preguntas que, como la tuya, todavía no he conseguido responder."

Així doncs, us deixo amb aquest segon conte, espero que el disfruteu...

Juan José Millás
(València, Horta. 1946)

El orgasmo múltiple

Querida Rosa: seguro que no recuerdas una tarde de sábado en la que levantaste perezosamente la cabeza de una revista que estabas leyendo para preguntarme: " ¿Qué es esto del orgasmo múltiple?" Yo, sin embargo, podría describirte aquel instante, y las horas que le siguieron, con la precisión con la que los muertos, si hablaran, darían cuenta de la última escena a la que se asomaron sus ojos. Recuerdo la música que sonaba en el tocadiscos, la luz de poniente que entraba por el ventanal del salón, la altura exacta de tu melena, el color sombrío de las botellas preparadas sobre el carro de las bebidas, el olor a asado procedente de la cocina... Iban a venir a cenar unos amigos y habíamos colocado todo de acuerdo con esa sintaxis en la que el orden de los objetos intenta reflejar la felicidad de sus dueños. Había flores en el recibidor y en el salón, y el mantel de la mesa, que habíamos traído de Madeira, era una plana blanquísima donde con los cubiertos y las copas habíamos escrito una caligrafía en la que se podía leer que nos queríamos.

Tampoco he olvidado el goteo imperceptible procedente del cuarto de baño (la cisterna no cerraba bien), ni el ruido lejano de un teléfono que nadie descolgaba. Tengo la escena grbada en mi biografía con la precisión con la que dicen que se ven las cosas cuando vas a morirte y la realidad, de súbito, adquiere la relevancia con la que se dibuja en las pesadillas. Y en medio de ese cuadro, de esa escena en la que se representa una tragedia que nadie ve, suena tu voz preguntando con desinterés aparente "¿Qué es esto del orgasmo múltiple?"

Antes de que pudiera responderte, sonó el timbre a cámara lenta (a partir de ese instante todo sucedió a cámara lenta) y fuistecorriendo a abrir la puerta a nuestros amigos. Cómo te odié aquella noche. Mientras cenábamos, en mi cabezano dejaba de resonar el eco de tu pregunta. Estaba aterrado con la idea de que la hicieras en público, de manera que cada vez que había una pausa o que dejabas de masticar, intervenía yo atropelladamente con propuestas de conversación disparatadas. Me pareció que todo lo que evocara el territorio del sexo podía disparar de nuevo tu pregunta. En un momento dado vi, sobre el sofá, la revista que habías estado leyendo y me dirigí allí para esconderla disimuladamente debajo de la alfombra, de donde, a la hora del café, la sacaría una de nuestras invitadas cuyo tacón se había torcido sobre su lomo. Recuerdo el gesto divertido de nuestra amiga mostrando a los demás el hallazgo, y tu mirada yendo de la revista a mí. para encontrar un terror de calibre semejante al de aquel día, tendría que remontarme a las noches de mi infancia, pobladas de preguntas que, como la tuya, todavía no he conseguido responder. El caso es que tus ojos me mriaron después de contemplar la revista, y en ese instante supe que no eras inocente. A lo mejor no te habías dado cuenta todavía, o reparaste en ello al observar mi súplica silenciosa de que callaras, pero por eso mismo, porque te callaste, supe que los efectos devastadores de tu pregunta habían sido calculados antes de lanzarla sobre mi integridad sexual con la precisión de un misil.

Yo, hasta entonces, había creído que aquellos tres jadeos con los que me obequiabas antes de dormirte eran un orgasmo múltiple. A mí, al menos, me satisfacían porque creí que los multiplicaba el amor y porque te dormías enseguida, como si te hubieras quedado llena de algo. Pero aquella pregunta venenosa era un alegato contra mi incapacidad sexual. ¿Por qué contra la mía? No lo sé: supongo que porque he sido educado, como tú, en ese patrón según el cual las insuficiencias sexuales de la pareja son, al menos en primera instancia, imputables al hombre. Puedes tranquilizarte: en nuestro caso seguro que lo eran porque no he conseguido arrancar un solo orgasmo múltiple a ninguna de las mujeres con las que he ido fracasando sucesivamente después de aquel naufragio en el que te perdí. Sinceramente, tampoco creo que sea tan importante, pero tú conseguiste que lo fuera con aquella pregunta de sábado por la tarde que abrió una herida que no cicatriza sino para abrirse de nuevo cada vez que me entrego a una historia de amor. No importa que ellas me quieran, incluso que me quieran mucho y me lo demuestren de mil modos: si comparo sus orgasmos con los de aquella revista que todavía conservo, tan complejos, siento una impotencia insoportable.

A la semana siguiente de esta escena, me preguntaste un día que por qué, de golpe, había dejado de quererte. Te respondo ahora: fue por aquel instante de nuestra juventud en el que, abandonando momentáneamente la lectura de una revista, preguntaste con una neutralidad atroz que qué era aquello del orgasmo múltiple. Te lo digo por si aún te interesa saberlo y, con mis saludos, te adjuno la revista que nos separó porque seguramente no te dio tiempo a leer el horoscópo, donde se anticipaba lo que iba a ser de nosotros a partir del orgasmo múltiple de aquel maldito sábado.

viernes, 17 de agosto de 2012

Mis Miedos, Miss Amnesia y Mr Benedetti

Farà cosa de 6 anys vaig fer un curs de cuentacuentos... Apart dels contes apresos fent de moni sobre estels, gegants de pedra, fades d'aigua i ocells i els seus reis, jo no havia explicat mai contes. Així doncs, em vaig disposar a endinsar-me dins de la literatura de contes per adults.

Una de les coses que vaig observar és que cada persona tria els contes que vol explicar en base al que li resona dins seu. Jo en vaig explicar 3 de contes...  En aquest post us deixo el primer.

És un conte dur... Però quan el vaig triar jo no n'era conscient... M'ho va dir la Numancia, la profe. Vaig fullejar llibres de contes i vaig trobar aquest d'en Benedetti... Mite i muso de la Numi, i molta altra gent... Aquesta història em va captivar... Per lo tendre, innocent, i per l'alternativa que planteja a la memòria...

Fa poc vaig llegir una entrevista al Rojas Marcos on deia que les persones molt memoriades donaven moltes (masses) voltes a les coses i que el seu grau de felicitat es veia alterat per aquest fet... potser, com sempre, els extrems no són gaire bons... potser no hem de tenir por o potser sí... potser la por ens limita, on ens permet sobreviure...  però per no tenir por no hem de ser amnèsics tampoc... sinó aprendre dels errors, ser valents i afrontar els objectius eliminant la por de l'equació, pensant que, i citant l'eslògan d'un anunci cuyo producto y marca comercial no puedo recordar, si "algo puede salir bien, saldrá bien". I, per acabar, i citant (en aquest post... entre citas anda el juego!) el text de "The Master and Margarita", obra que vaig veure recentment i a la que espero dedicar un altre post en breu, "la covardia és el pitjor dels pecats".

Us deixo amb el conte d'en Mario... espero que el gaudiu.



Mario Benedetti
(Paso de los Toros, Departamento de Tacuarembó, Uruguay, 14 de septiembre del 1920 - Montevideo, Uruguay, 17 de mayo del 2009 )

Miss Amnesia
(La muerte y otras sorpresas, 1968)

La muchacha abrió los ojos y se sintió apabullada por su propio deconcierto. No recordaba nada. Ni su nombre, ni su edad , ni sus señas. Vio que su falda era marrón y que la blusa era crema. No tenía cartera Su reloj pulsera marcaba las cuatro y cuarto. Sintió que su lengua estaba pastosa y que las sienes le palpitaban. Miró sus manos y vio que las uñas tenían un esmalte transparente. Estaba sentada en el banco de una plaza con árboles, una plaza que en el centro tenía una fuente vieja, con angelitos, y algo así como tres platos paralelos. Le pareció horrible. Desde su banco veía comercios, grandes letreros. Pudo leer: Nogaró, Cine Club, Porley Muebles, Marcha, Partido Nacional. Junto a su pie izquierdo vio un trozo de espejo, en forma de triángulo. Lo recogió. Fue consciente de una enfermiza curiosidad cuando se enfrentó a aquel rostro que era el suyo. Fue como si lo viera por primera vez. No le trajo ningún recuerdo. Trató de calcular su edad. Tendré dieciséis o diecisiete años, pensó.

Curiosamente, recordaba los nombres de las cosas (sabía que esto era un banco, eso una columna, aquello una fuente, aquello otro un letrero), pero no podía situarse a sí misma en un lugar y en un tiempo. Volvió a pensar, esta vez en voz alta: “Sí, debo tener dieciséis o diecisiete”, sólo para confirmar que era una frase en español. Se preguntó si además hablaría otro idioma. Nada. No recordaba nada. Sin embargo, experimentaba una sensación de alivio, de serenidad, casi de inocencia. Estaba asombrada, claro, pero el asombre no le producía desagrado. Tenía la confusa impresión de que esto era mejor que cualquier otra cosa, corno si a sus espaldas quedara algo abyecto, algo horrible. Sobre su cabeza el verde de los árboles tenía dos tonos, y el cielo casi no se veía.

Las palomas se acercaron a ella, pero en seguida se retiraron, defraudadas. En realidad, no tenía nada para darles. Un mundo de gente pasaba junto al banco, sin prestarle atención. Sólo algún muchacho la miraba. Ella estaba dispuesta a dialogar, incluso lo deseaba, pero aquellos volubles contempladores siempre terminaban por vencer su vacilación y seguían su camino. Entonces alguien se separó de la corriente. Era un hombre cincuentón, bien vestido, peinado impecablemente, con alfiler de corbata y portafolio negro. Ella intuyó que le iba a hablar. ¿Me habrá reconocido? pensó. Y tuvo miedo de que aquel individuo la introdujera nuevamente en su pasado. Se sentía tan feliz en su confortable olvido. Pero el hombre simplemente vino y preguntó: “¿Le sucede algo, señorita?” Ella lo contempló largamente. La cara del tipo le ínspiró confianza. En realidad, todo le inspiraba confianza. “Hace un rato abrí los ojos en esta plaza y no recuerdo nada, nada de lo de antes.” Tuvo la impresión de que no eran necesarias más palabras. Se dio cuenta de su propia sonrisa cuando vio que el hombre también sonreía. Él le tendió la mano. Dijo: “Mi nombre es Roldán, Félix Roldán”. “Yo no sé mi nombre”, dijo ella, pero estrechó la mano. “No importa. Usted no puede quedarse aquí. Venga conmigo. ¿Quiere?” Claro que quería.

Cuando se incorporó, miró hacia las palomas que otra vez la rodeaban, y reflexionó: Qué suerte, soy alta. El hombre llamado Roldán la tomó suavemente del codo, y le propuso un rumbo. “Es cerca”, dijo. ¿Qué sería lo cerca? No importaba. La muchacha se sentía como una turista. Nada le era extraño y sin embargo no podía reconocer ningún detalle. Espontáneamente, enlazó su brazo débil con aquel brazo fuerte. El traje era suave, de una tela peinada, seguramente costosa. Miró hacia arriba (el hombre era alto) y le sonrió. Él también sonrió, aunque esta vez separó un poco los labios. La muchacha alcanzó a ver un diente de oro. No preguntó por el nombre de la ciudad. Fue él quien le instruyó: “Montevideo”. La palabra cayó en un hondo vacío. Nada. Absolutamente nada. Ahora iban por una calle angosta, con baldosas levantadas y obras en construcción. Los autobuses pasaban junto al cordón y a veces provocaban salpicaduras de un agua barrosa. Ella pasó la mano por sus piernas para limpiarse unas gotas oscuras. Entonces vio que no tenía medías. Se acordó de la palabra medias. Miró hacia arriba y encontró unos balcones viejos, con ropa tendida y un hombre en pijama. Decidió que le gustaba la ciudad.

“Aquí estamos”, dijo el hombre llamado Roldán junto a una puerta de doble hoja. Ella pasó primero. En el ascensor, el hombre marcó el piso quinto. No dijo una palabra, pero la miró con ojos inquietos. Ella retribuyó con una mirada rebosante de confianza. Cuando él sacó la llave para abrir la puerta del apartamento, la muchacha vio que en la mano derecha él llevaba una alianza y además otro anillo con una piedra roja. No pudo recordar cómo se llamaban las piedras rojas. En el apartamento no había nadie. Al abrirse la puerta, llegó de adentro una bocanada de olor a encierro, a confinamiento. El hombre llamado Roldán abrió una ventana y la invitó a sentarse en uno de los sillones. Luego trajo copas, hielo, whisky. Ella recordó las palabras hielo y copa. No la palabra whisky. El primer trago de alcohol la hizo toser, pero le cayó bien. La mirada de la muchacha recorrió los muebles, las paredes, los cuadros. Decidió que el conjunto no era armónico, pero estaba en la mejor disposición de ánimo y no se escandalizó. Miró otra vez al hombre y se sintió cómoda, segura. Ojalá nunca recuerde nada hacia atrás, pensó.

Entonces el hombre soltó una carcajada que la sobresaltó, “Ahora decime, mosquita muerta. Ahora que estamos solos y tranquilos, eh, vas a decirme quién sos.” Ella volvió a toser y abrió desmesuradamente los ojos. “Ya le dije, no me acuerdo.” Le pareció que el hombre estaba cambiando vertiginosamente, como si cada vez estuviera menos elegante y más ramplón, como si por debajo del alfiler de corbata o del traje de tela peinada, le empezara a brotar una espesa vulgaridad, una inesperada antipatía. “¿Miss Amnesia? ¿Verdad?” Y eso ¿qué significaba? Ella no entendía nada, pero sintió que empezaba a tener miedo, casi tanto miedo de este absurdo presente como del hermético pasado. “Che, miss Amnesia”, estalló el hombre en otra risotada, “¿sabes que sos bastante original? Te juro que es la primera vez que me pasa algo así. ¿Sos nueva ola o qué?” La mano del hombre llamado Roldán se aproximó. Era la mano del mismo brazo fuerte que ella había tomado espontáneamente allá en la plaza. Pero en rigor era otra mano. Velluda, ansiosa, casi cuadrada. Inmovilizada por el terror, ella advirtió que no podía hacer nada. La mano llegó al escote y trató de introducirse. Pero había cuatro botones que dificultaban la operación. Entonces la mano tiró hacia abajo y saltaron tres de los botones. Uno de ellos rodó largamente hasta que se estrelló contra el zócalo. Mientras duró el ruidito, ambos quedaron inmóviles. La muchacha aprovechó esa breve espera involuntaria para incorporarse de un salto, con el vaso todavía en la mano. El hombre llamado Roldán se le fue encima. Ella sintió que el tipo la empujaba hacia un amplio sofá tapizado de verde. Sólo decía: “Mosquita muerta, mosquita muerta”. Se dio cuenta de que el horrible aliento del tipo se detenía primero en su pescuezo, luego en su oreja, después en sus labios. Advirtió que aquellas manos poderosas, repugnantes, trataban de aflojarle la ropa. Sintió que se asfixiaba, que ya no daba más. Entonces notó que sus dedos apretaban aún el vaso que había tenido whisky. Hizo otro esfuerzo sobrehumano, se incorporó a medias, y pegó con el vaso, sin soltarlo, en el rostro de Roldán. Éste se fue hacia atrás, se balanceó un poco y finalmente resbaló junto al sofá verde. La muchacha asumió íntegramente su pánico. Saltó sobre el cuerpo del hombre, aflojó al fin el vaso (que cayó sobre una alfombrita, sin romperse), corrió hacia la puerta, la abrió, salió al pasillo y bajó espantada los cinco pisos. Por la escalera, claro. En la calle pudo acomodarse el escote, gracias al único botón sobreviviente.

Empezó a caminar ligero, casi corriendo. Con espanto, con angustia, también con tristeza y siempre pensando: Tengo que olvidarme de esto, tengo que olvidarme de esto. Reconoció la plaza y reconoció el banco en que había estado sentada. Ahora estaba vacío. Así que se sentó. Una de las palomas pareció examinarla, pero ella no estaba en condiciones de hacer ningún gesto. Sólo tenía una idea obsesiva: Tengo que olvidarme, Dios míó haz que me olvide también de esta vergüenza. Echó la cabeza. hacia atrás y tuvo la sensación de que se desmayaba.

Cuando la muchacha abrió los ojos, se sintió apabullada por su desconcierto. No recordaba nada. Ni su nombre, ni su edad, ni sus señas. Vio que su falda era marrón y que su blusa, en cuyo escote faltaban tres botones, era de color crema. No tenía cartera. Su reloj marcaba las siete y veinticinco. Estaba sentada en el banco de una plaza con árboles, una plaza que en el centro tenía una fuente vieja, con angelitos y algo así como tres platos paralelos. Le pareció horrible. Desde el banco veía comercios, grandes letreros. Pudo leer: Nogaró, Cine Club, Porley Muebles, Marcha, Partido Nacional. Nada. No recordaba nada. Sin embargo, experimentaba una sensación de alivio, de serenidad, casi de inocencia. Tenía la confusa impresión de que esto era mejor que cualquier otra cosa, como si a sus espaldas quedara algo abyecto, algo terrible. La gente pasaba junto al banco. Con niños, con portafolios, con paraguas. Entonces alguien se separó de aquel desfile interminable. Era un hombre cincuentón, bien vestido, peinado impecablemente, con portafolio negro, alfiler de corbata y un parchecito blanco sobre el ojo. ¿Será alguien que me conoce? pensó ella, y tuvo miedo de que aquel individuo la introdujera nuevamente en su pasado. Se sentía tan feliz en su confortable olvido. Pero el hombre se acercó y preguntó simplemente: “¿Le sucede algo, señorita?” Ella ló contempló largamente. La cara del tipo le inspiró confianza. En realidad, todo le inspiraba confianza. Vio que el hombre le tendía la manó y oyó que decía: “Mi nombre es Roldán. Félix Roldán”. Después de todo, el nombre era lo de menos. Así que se incorporó y espontáneamente enlazó su brazo débil con aquel brazo fuerte.

jueves, 9 de agosto de 2012

Fields of gold i l'univers

Estic aquí... descansant el cap i el cul d'estar asseguda... només queden dues hores per acabar la jornada laboral... mentre camino i glopejo una mica d'aigua, prenc consciència de la cançó que tinc dins meu... no recordo haver-la sentit recentment... tampoc no sóc una gran fan d'Sting... no tinc cap dels seus discs... i llavors he pensat... perquè?

I potser és que ahir vaig imprimir dues fotos d'un episodi d'aquest any... un episodi que vull emmarcar perquè em recorda que l'univers hi és, està, treballa, que estem connectats, que tots ho estem... i perquè va ser sorprenent i alhora natural...



Poso els 3 hipervincles on he fet recerca... per il·lustrar, musicalment, el que acabo de compartir ;o)

domingo, 3 de junio de 2012

PS 2012

Jesus don't cry... ohhhh honey honey!!!

I ja ha passat... la veritat és que no sé què tenen els festivals... podria enumerar mil coses i detalls... però sobretot em quedo amb l'estat de felicitat que sento... la música... els amics... les rises... el compartir... c'est bonic!!

Un festival on pots anar a casa després de caminar un quart d'hora no es pot deixar passar. La primera vegada que vaig anar a un festival no pensava pas que algun dia arribaria a trobar a faltar les riuades de gent per les que et deixes arrossegar cap als concerts. 

Quan vaig començar a introduir-me en el món dels festivals estudiava els grups que tocaven. Ara ja no, ara em deixo portar pels gurús musicals que m'acompanyen, o per les riuades de gent, confiant en que el coneixement general i el pensament col·lectiu em portaran a bon port. Així, durant 3 dies, m'he deixat arrossegar als diferents escenaris, encara que hagués de caminar centenars de passes... 

Wilco va ser el primer, i Justice l'últim... pel mig mil notes musicals, extranys encaputxats, rockers, heavies, poppies, "bombers" recuperades als "The Drums" i lentejuels oblidades amb "Saint Etienne", 3 hores de concert amb en Bobby... i mil i una coses i sorpreses... i sobretot molt bona companyia... i el millor moment de tots, caminar entre la pols de terres àrides a tocar del mar, com els mariners que seguien els càntics de les sirenes, però en aquesta ocasió, perseguint una veu un pèl més desangelada, más dejá...  i jo, amb un somriure d'orella a orella... porque Jota, qué sería un festival sin ti?



Déjame vivir con alegría de Grupo de Expertos SolyNieve...

Autor de la letra - Vainica Doble
Autor de la música - Vainica Doble


Letra

Déjame que descanse un rato al sol,
déjame vivir con alegría,
si he pescado bastante para hoy,
mañana será otro día,
no faltará un caracol.

Yo no cambio tu ananás por mi limón,
yo no cambio tu salmón por mi salmonete,
mete la "Rolley-Flex" en un cajón,
agarra la puerta y vete,
no te quiero en mi rincón.

Y un higo chumbo y una aceituna,
tu nuevo mundo yo descubrí con Colón.
Y una aceituna y un higo chumbo,
vete a tu luna y déjame en mi rincón.

Oscurita es mi pigmentación,
y mi cuerpo es enjuto y resistente,
rubias gentes me tienen compasión
porque me falta algún diente
y entre dientes me río yo.

Con un dátil por alimentación,
con un dátil yo inventé la democracia,
con un dátil yo te gano el maratón,
no me hace ninguna gracia
que me tengas compasión.

Y un higo chumbo y una aceituna,
tu nuevo mundo yo descubrí con Colón.
Y una aceituna y un higo chumbo,
vete a tu luna y déjame en mi rincón.

domingo, 6 de mayo de 2012

llenties

Avui he fet per primera vegada llenties... sí sí... com una campiona... i la veritat és que he triomfat molt més que amb els cigrons... a veure si en un futur ho torno a provar amb els cigrons.... i deixo "d'espantar-los" (sembla que em queden durs perquè en algun moment deixa de bullir, i es veu que aquestes "espantades" provoquen que la cocció no sigui adequada).

Bé doncs... vaig a apuntar com he fet les llenties per poder repetir... perquè he fet un petit tastet i em sembla que demà disfrutaré molt mentre dino... mmmm... ;oP

Posar les llenties en aigua durant mitja hora.

S'inicien en paral·lel dos temes, primer el sofregit, que s'acabarà afegint a l'olla on comencem la cocció de les llenties (la cocció és el segon tema):
1) A una paella es comença a elaborar el sofregit: oli, 1 all tallat primet, ceba, pastanaga i sal (tot al gust), quan està doradet hi afegim el tomàquet ratllat.
2) Per altra banda, a una olla hi posem les llenties amb sal, llorer i pebre vermell. I ho cobrim d'aigua (és millor ajustar l'aigua, perquè sempre estarem a temps d'afegir-ne).

Quan el sofregit ja està apunt, l'afegim a les llenties (en aquest cas ja havien començat a bullir). També afegim a l'olla les patates, i ho movem tot amb compte (com si fos una mousse, acompanyant tot el contorn de l'olla). Es deixa a foc mig-baix (no controlo els fogons elèctrics encara, estava al 2 de 5 però com a indicació us diré que jo diria que no ha deixat de fer xup xup en cap moment) durant 30-40 minuts.

Recomano anar mirant i remenant l'olla... per si de cas s'acabés l'aigua, que no volem que s'enganxin les llenties... per si les "mosquis" vaja!!!

Salute i bon profit... tinc unes ganes que sigui demà!!! :D


viernes, 4 de mayo de 2012

Vitamina C i Teletienda

Venen temps complicats... freds i calors que van i venen, constipats i recaigudes en grips... al·lèrgies i hormones alterades perquè la primavera està golpejant fort... ben fort... per això em sembla que faré anar el projuicer V a tota màquina per continuar fent sucs de vitamina C... taronja i aranja... i amb el minipimer (o miniprimer com sempre li he dit jo) també batuts... kiwi, maduixes i llet!!! slurpsssss... què bons!!! :)

I us haig de dir que, una vegada, una persona va venir a casa i va reconèixer el Projuicer V... i una fiblada d'incredulitat i d'extrany orgull es va apoderar del meu ésser. Projuicer V és lo "más" en expremedors no elèctrics (vigileu amb els 15 minuts de minireportatge).



He fet una mica de recerca... i resulta ser que un científic àmpliament reconegut per tota la seva carrera variada i diversa en el món de la química i la medicina, en Linus Pauling , va publicar al 1970 "La vitamina C i el refredat comú".

Tanmateix, hi ha estudis a favor i en contra de la ingesta de vitamina C, tant sembla ser que pot reforçar el sistema immunitari com que un consum excessiu pot portar associats problemes gastrointestinals.

Desconeixia tota aquesta controvèrsia, però el que sí sembla confirmat és que la Vitamina C és essencial pel desenvolupament i manteniment de l'organisme, per lo que el seu consum és obligatori per mantenir una bona salut.
La vitamina C serveix per:
  • Evitar l'envelliment prematur (protegir el teixit connectiu, la "pell" dels vasos sanguinis).
  • Facilitar l'absorció d'altres vitamines i minerals.
  • Com antioxidant.
  • Evitar les malalties degeneratives tals como arteriosclerosi, càncer, Alzheimer.
  • Evitar les malalties cardíaques.
  • Tenir unes genives ben saludables.
  • Afavorir la cicratització.
 Jo mentrestant aniré fent, got a got, dia a dia... intentant no caure entre aquests refredats primaverals... perquè hi ha un bateig de submarinisme que m'està esperant i que ja ha estat truncat vàries vegades... però dissabte vinent ho aconseguirem!!!




lunes, 9 de abril de 2012

Endorfines i Xocolata

La química que es desenvolupa dins del nostre cos és espectacular... estic començant a desenvolupar la teoria de què la gent del "secreto", etc. quan parlen de controlar el teu destí, es refereixen a controlar la teva química, mitjançant els teus pensaments. Aquest és el nostre poder... perquè al cap i a la fi... què és la realitat? Potser no hi ha tantes realitats com persones existim en aquest planeta? I crec que tots, a la nostra manera, distorsionem la "realitat" perquè s'ajusti al mapa que tenim al cap... Tots busquem flotadors.

Però... tant si es creu en teories tipus el "secreto", etc. com si no... la veritat és que la gestió d'endorfines és important, entre d'altres coses perquè ens ajuden a augmentar l'alegria i disminuir el dolor.

Segons la wiki, les endorfines (del grec "ενδο" significa "dins" (endògen, en grec:ενδογενής , "provinent de dins") i morfina, de Morfeu, en grec: Μορφέας , el deu dels somnis a la mitologia grega, per tant 'endo(genous) (mo)rphine’) són pèptids opioidesendògens que funcionen com a neurotransmisors.1 Són produides per la glàndula pituitaria i l'hipotàlam en vertebrats durant l'exercici,2 l'excitació, el dolor, el consum d'aliments picants o el consum de xocolata, per exemple, l'enamorament i l'orgasme,34 i són similars als opiacis en el seu efecte analgèsic i de sensació de benestar. El terme endorfina implica una acció farmacològica anàloga a l'activitat de les corticoesteroides o la morfina per una substància originada endògenament.

Sé quines coses m'agraden... i fer un llistat d'aquestes coses m'ajuda a posar l'atenció en els aspectes positius... De fet, ara m'estic entrenant en això, com la Julie Andrews en aquesta escena de "Sonrisas y Lágrimas", però sense "camisones" gegants, of course!

Fent la recerca sobre les endorfines he trobat aquestes dues pàgines on hi ha un recull de coses que augmenten la producció d'endorfines: endorfina 1, endorfina 2.

I a tot això... Avui és el dia de la mona.... i malgrat que les mones tradicionals amb tortell de coca i ous durs s'estan recuperant, les mones de xocolata encara guanyen la partida, i, tot s'ha de dir, propicien l'augment d'endorfines en honor a les tradicions culturals.

I parlant de tradicions... Una de les grans incògnites de cada Setmana Santa, apart del temps que farà... és la temàtica de la mona de la Miró, la pastisseria de Castellterçol... aquest any encara no sé quin ha estat el tema i estic a l'espera de què alguna ànima caritativa me'n faci 5 cèntims... però avui, al "respira" del btv, que he enganxat per casualitat, i on parlaven de com superar les depressions, han tancat el programa amb unes imatges del Museu de la Xocolata i d'algunes de les mones més mítiques de la Miró, i allà poden ser contemplades pel temps dels temps... o fins que la xocolata aguanti!!

Mmmm... Vaig a menjar un trosset més d'aquest ou xocolatero!!! Bon profit!!! :)

jueves, 1 de marzo de 2012

Montardo

Justo hace una semana recibí un correo... bien, para ser exactos no lo recibí yo sola... lo recibimos Jordi y yo, compañeros de los Carros de Foc durante 5 días este verano.


Los "Carros de Foc" es una ruta que se realiza en el Parc Nacional d'Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. La leyenda dice que corría el verano de 1987 cuando algunos guardas de refugio de la zona decidieron hacer la travesía Pallars – Ribagorça – Aran, del tirón, en un solo día. No era una competición, sólo una manera de visitar a los demás guardas y charlar un rato.
Alguien, no se sabe exactamente quién, ni porqué, la llamó Carros de Foc, y desde entonces sea verano o invierno, cuando alguien hace la travesía en el día, la voz corre de refugio en refugio tan rápido como el viento cruza los collados: "hoy pasan los Carros de Foc"...

Hay 9 refugios, y cada persona lo hace a su manera, lo puedes hacer por libre o no, puedes hacer un tramo o todo el recorrido. Si decides hacer todo el recorrido, puedes sellar una hoja para que sea oficial y recibir un certificado y una camiseta oficial. Y también puedes hacerlo en 24 horas... :os Lo hagas como lo hagas, Aigüestortes es un lugar estupendo y maravilloso.

Nosotros fuimos para hacer la primera parte de los Carros, si sales desde Espot: 4 refugios (Amitges, Saboredo, Colomers i Restanca), 5 días, a refugio por noche, relajado y tranquilo... 5 días en uno de los lugares más fantásticos en los que he estado nunca. Tan fantástico que hasta me planteo repetir este año, pero para intentar hacer todo el recorrido entero.

Fueron 5 días de vida, en los que nos pasó de todo... da la sensación que caminando por las montañas haya poca cosa que pueda pasar, pero no es así. A cada minuto salía una anécdota, y es sobre una de ellas de la que quiero hablar.

En la penúltima jornada de nuestro viaje íbamos desde Colomers hasta Restanca, era una jornada intensa... Seguramente, si hubiera dependido de mí no hubiera subido el Montardo. Pero Jordi, que tuvo gran paciencia durante todo el viaje (su forma física era mucho mejor que la mía) quería subir y aunque yo estaba cansada y hambrienta, decidí que ya que estaba allí, valía la pena hacer el esfuerzo (también influyó la opinión de las mujeres de un grupo de unos cincuentaytantos que iba en dirección contraria a la nuestra, y que nos dijeron que valía mucho la pena y que era fácil... mmm... he dicho que eran vascas? Y dijeron grandes verdades, las vistas son espectaculares y la ascensión es del todo asequible).

Así pues, cuando llegamos a la base del Montardo, encontramos un grupo de hombres de Cádiz al que les preguntamos cuatro cosas para acertar en la ascensión (y para hablar, porque con todas las personas que nos encontrábamos nos gustaba intercambiar algunas palabras, siempre hay algo de lo que hablar... a dónde vas, de dónde vienes... Qué de dónde soy o de dónde vengo?). Ellos acababan de bajarlo y estaban comiendo algo antes de volver a emprender el camino. Cuando ya se iban, uno de ellos nos preguntó si le podíamos hacer un favor, él era Jesús.

Le dijimos que sí, por supuesto...

Él nos habló de una mujer, de una mujer hermosa que no caminaba sinó que levitaba por encima de las rocas... nos dijo que era rubia y que llevaba el pelo recogido en una coleta, y la cabeza protegida por una gorra, nos describió su ropa, el color del bastón que llevaba, pero sobretodo, incidió en su elegancia... su nombre, Anabel.

Nos explicó que se acababa de declarar en la cima del Montardo, pero que había tenido que bajar, y que ahora estaban esperando a que ella bajara pero su grupo se impacientaba, y había un horario que cumplir.

Así pues, nos pidió que nos despidiéramos por él... le dijimos que sí, que por supuesto... que no había problema... pero, también le planteamos si era sólo eso lo que quería que le dijéramos. Así que, nos ofrecimos a ir más allá. Le sugerimos que le escribiera su mail en una nota, y no sé cómo nos comprometimos a cantar "T'estimo" de Lluís LLach. Yo no la conocía, pero Jordi sí... así que canción y coros!

Y así fue como al cabo de unos minutos, vimos cómo una mujer rubia con coleta, y un sólo bastón bajaba graciosa y elegantemente por la base del Montardo. Y así conocimos a Anabel... :)

Y le cantamos... y le dimos el mail de Jesús (y también los nuestros)... y nos explicó que él ya se había fijado en ella en el refugio por la noche... y que al verla en la cima del Montardo pensó que era una señal, que tenía que decirle a ella lo que sentía... y así fue como llegó la primera parte del mensaje... y nosotros empujamos, como mensajeros del amor, a que hubiera una segunda parte, un algo que pudiera hacer fluir esta chispa de amor y esperanza que había surgido entre los Parajes de Aigüestortes, entre piedras gigantes y "aigües entortolligades"...

Y así es, como casi seis meses después... recibimos un mail de Jesús... explicándonos que durante los siguientes días de los Carros se fue desinflando... y que a su mente venía otra canción de Llach (con un tono más tristón), el "Si em dius adéu", pero que a la semana recibió un correo... y era ella... y que de los mails pasaron a los teléfonos, y luego a las visitas... Cádiz y Barcelona, Barcelona y Cádiz. Y que la relación se ha asentado, y que están muy enamorados, y que lo querían compartir con nosotros... y yo... con vosotros... :)

Prescindiendo que siempre he tenido claro que Hollywood lo había tenido que sacar de algún lado!!! ;o) Be water my friend!! Be water!!! :D

martes, 7 de febrero de 2012

qüestió de criteri

o de crítiques...

Fa un temps vaig tenir una parella que em va dir que jo no feia crítiques imparcials perquè l'estimava. La veritat és que he donat moltes voltes a aquestes paraules. I ara no puc evitar riure... jo... que en pro de la sinceritat sempre llanço crítiques molt constructives (perquè també intento aportar solucions), però crítiques al cap i a la fi. El que sí intento fer... i això és quelcom que encara estic entrenant, és fer crítiques o aportacions quan me les demanen. I l'altre cosa que intento fer és fer la crítica de manera educada i sense ferir l'ego de l'altre persona, intento dir tant les coses positives o que m'han agradat, com les coses a millorar (i igual no cal dir-les totes, amb una o dues ja n'hi ha prou), i sempre, sempre, sempre intento fer referència a l'exemple en concret, perquè aquesta especificitat fa que el meu comentari noparli de l'entitat de la persona, si no d'un fet o una acció, en un moment determinat.

I tant parlar de criteri i crítiques em fa pensar en un conte zen del recull "Los más bellos cuentos zen" de Henry Brunel. És un llibre d'aquests de tauleta de nit, per fer dues pàgines i anar a dormir intentant entendre el que no s'entèn... "la pedra és pedra, i la roca és roca".

Aquest conte sempre m'ha agradat especialment, potser és perquè hi surt una tortuga i tinc debilitat per elles, però aquí us deixo un bonic conte sobre creure o no creure.

Bona nit!

LA TORTUGA Y LAS DOS GARZAS
Cuento de origen chino

En aquel tiempo, en la provincia de Hu-Nan, en el sureste de la China, a la orilla de un lago tranquilo, tres amigas vivían en paz. Eran dos grandes aves vestidas de blanco y gris, de pico sólido, alas inmensas como velas y cuello largo y flexible, dos garzas cenicientas (Area cinera), llamadas Ching y Chang, y una señora tortuga de edad avanzada, Pi-Huan. La tortuga tenía un carácter difícil: era rencorosa, susceptible y gruñona, pero guardaba la casa cuando las nobles aves se iban a pescar lejos. A su regreso la encontraban allí, fiel. Y a pesar de su cabeza un poco maciza, su lomo estriado, su manera de retirarse refunfuñando bajo su caparazón, la querían... como se ama un paisaje familiar, un punto de anclaje en las aguas móviles, en los cielos cambiantes.

Un día, al atardecer, mientras la señora Pi-Huan, con la cabeza hundida en el cuello, como solía, estaba atareada preparando la cena, Ching, que estaba posada en la rama de un árbol y se alisaba las plumas, observó:
-Tengo la impresión de que las aguas de nuestro "lago de la Tranquilidad" descienden de forma alarmante.
-Todos los veranos descienden- masculló Pi-Huan.
-Cuanta menos agua hay, más fácil es la pesca- dijo Chang, y se rió con despreocupación: "¡Kreeeeee.... ik, kreeeeee... ik!".
-Hum- dijo Ching-, la verdad es que estoy preocupada...
La señora tortuga encogió sus hombros macizos y Chang siguió rascándose con delicia el hueco de las alas con su pico todavía rosado.

Y la noche, en el cielo anaranjado de China, cayó bruscamente. Las tres amigas se durmieron en un último resplandor.

El verano transcurría y no caía ni una gota de agua. La sequía era terrible. El nivel de los ríos bajaba, los campos de algodón y de arroz ya no se regaban. El pequeño lago apacible dejaba al descubierto su fondo fangoso. Se anunciaba un período de hambre. Una noche las tres amigas celebraron consejo:
- Debemos partir hacia el norte - declaró Ching-, toda la región hasta Cantón es víctima de la sequía, debemos marcharnos de aquí mañana mismo.
- Vayamos a ver nuevos cielos -dijo Chang con ligereza, y se rió: "Kreeee...ik".

Pero una voz cortante le interrumpió brutalmente:
- ¿Y yo? -exclamó Pi-Huan, indignada- ¿Cómo voy a partir? Soy vieja, mi caparazón es pesado y no tengo alas como vosotras. ¿Es que acaso pensáis abandonarme?
Las dos garzas se miraron, contritas. Es verdad - se dijeron-, no podemos dejar aquí a nuestra vieja amiga, que se vería condenada a una muerte segura. Pero ¿cómo podemos llevárosla?
-Hay que encontrar una solución - dijo Ching.
Y las tres, bajo el cielo anaranjado de la China, fueron a acostarse con el pensamiento ocupado por sombrías reflexiones.

Al día siguiente, en la aurora, celebraron un conciliábulo. Ching estaba en equilibrio sobre su pata derecha, Chang sobre la izquierda, y la señora Pi-Huan tenía una mirada furiosa e inquieta en sus ojos, que se desbordaban del cuello de su caparazón. -¡Ni hablar de quedarme sola aquí y morirme de sed!- estalló.
-Querida amiga, estoy de acuerdo con usted, pero ¿cómo transportarla? ¡Se trata de un largo viaje! -suspiró Ching.
-Y es usted pesada, señora Pi-Huan -bromeó Chang-. Me acuerdo de cuando, el verano pasado, me pisó el pie. ¡Ay!
-Fue culpa tuya...
-¡En absoluto!
-Quizá tengo una solución -dijo Ching-, podríamos cortar un sólido bastón, Chang y yo lo sostendríamos cada uno por un extremo, y Pi-Huan lo mordería por el centro...
-Bravo -dijo Chang-. Es una idea extraordinaria, y la señora Pi-Huan no nos dará dolor de cabeza con su charla.
Se rió con ganas: "¡Kreee...ik!". La tortuga, un poco más tranquila, tuvo la prudencia de sonreír y no dijo nada.
-Señora Pi-Huan -insistió Ching-, sobre todo no abra la boca, volaremos a gran altura y, a pesar de su caparazón, si se cayera se rompería la crisma.
La tortuga asintió con un movimiento de cabeza.

***

Una hora más tarde las tres amigas alzaron el vuelo. El despegue fue un poco difícil. Las dos garzas no estaban habituadas a aquella sobrecarga insólita, pero pronto adoptaron un ritmo regular desplegando al unísono sus poderosas alas. Debajo de ellas desfilaba una campiña desolada. Campos de algodón devastados, arrozales abandonados, aquí y allá esqueletos de animales. Hacia mediodía, a medida que avanzaban hacia el norte, el paisaje se volvió más verde, más risueño. A media tarde, unos campesinos que trabajaban en los campos se dieron cuenta de su extraña tripulación:
-¡Mirad esa tortuga, qué inteligente es! -exclamaron- ¡Se hace transportar por dos garzas!
Pi-Huan se abstuvo de responder, pero mientras mordía el bastón con energía saboreaba los cumplidos. Ahora sobrevolaban una ciudad, con sus templos, sus jardines, sus pagodas de tejados de oro, y los comentarios halagadores que subían hasta ella embriagaban a la señora Pi-Huan como un incienso:
-¿Es la reina de las tortugas? ¿Os habéis fijado en esa brillante tripulación? ¡Qué manera más inteligente de viajar!
Las dos garzas proseguían su vuelo regular, pero la fatiga empezaba a entumecer sus alas. Tenían prisa por encontrar un río o un lago apacible junto al que posarse.
Cuando pasaron por encima de un prado, unos pastorcillos las señalaron con el dedo. La señora Pi-Huan, que no se cansaba de los cumplidos, aguzó los oídos:
-Mirad esas dos garzas -dijo un muchachito-, llevan esa tortuga palurda, sin duda para amenizar su cena. ¡Qué inteligentes!
-¡Estúpidos pastores, no entendéis nada! -quiso gritar Pi-Huan. Pero apenas abrió la boca se soltó del bastón y se estrelló contra el suelo, con el caparazón reventado. Las dos garzas descendieron planeando, arrancaron una pluma gris y una pluma blanca de sus alas en señal de duelo, giraron un momento por encima de su pobre amiga y pronto desaparecieron en la lejanía.

***

El sabio, dice el maestro del Zen, recibe con la misma indiferencia el halago y el desprecio. Es semejante a la llama de una vela, que sube recta y clara y que, al menor soplo no flamea. Nadie puede agredirnos moralmente sin nuestro consentimiento, somos nosotros quienes abrimos las esclusas de la tristeza. Ninguna injuria podía hacer que la tortuga se soltara. El insulto, el desprecio, el anatema, representan la opinión del que los profiere, son su problema, no el nuestro. Puede ser, por lo demás, que la crítica esté justificada; entonces debemos aceptarla como tal. ¿Quién es perfecto? También puede ser que sea errónea, parcial, injusta; entonces la dejamos en la boca del que la ha pronunciado. Nuestra paz, nuestro destino, están en nuestras manos. "En nuestros dientes", refunfuña el fantasma de la tortuga.

domingo, 29 de enero de 2012

Fortalecer el corazón

Durant l'últim trimestre de l'any he estat apalancada i sabàtica, cosa que ha fet que l'apatia s'apoderés de mi... Per aquest motiu vaig voler posar-hi remei, i durant el mes de gener vaig començar a canviar coses del meu dia a dia. Ara pujo les escales de la feina, torno a utilitzar el transport públic i deixo que la moto descansi, utilitzo el bicing 2 o 3 vegades a la setmana, m'he apuntat a dansa del ventre i a classes de ball... i per suposat, també m'he apuntat a un gimnàs. Aquest cop però, si veig que començo a patrocinar-lo canviaré de tàctica ben ràpid i prendré mesures (desapuntar-me, vaja i buscar una altra manera de fer esport).

Tornant al tema del gimnàs, el primer dia em van fer una entrevista, per comprovar certs aspectes del meu estat físic, i per marcar objectius... després d'una hora de diferents converses i proves, el Ralph, l'instructor, em va dir: "Susana, tú necesitas fortalecer tu corazón" (és de Kaiserlautern i el seu accent és graciós, suau i allarga les paraules i les lletres, cosa que va fer molt amigable el seu consell). Quan m'ho va dir vaig pensar, té raó... però en els dos sentits, cardiovascular i l'altre, el de l'amor... hem de facilitar l'amor al nostre cor... pensar en coses positives, alimentar l'alegria... és per aquest motiu, que quan he llegit la contra d'avui (14 de març del 2012), tot m'estava ressonant... La veritat estic totalment emocionada amb el contingut d'aquesta entrevista de l'Annie Marquier.

Posicionament web

Des del 26 de gener que no publico (sí que escric però encara són textos esborrany, no penseu que no estic pendent de com alimentar aquest, oh!, petit blog) cap post en el blog (de fet, la idea de crear aquest post la vaig tenir el 29 de gener, aquest és el motiu pel qual la data del post no coincideix amb la de la publicació.

Però el fet de no haver publicat res no ha impedit que hi hagin hagut canvis en el ranquing dels posts més visitats en aquest blog, i és que Sirvent i l'orxata (57 visites) ha estat desbancada en pocs dies. El culpable ha estat el post el Sujetador o la opresión de la caja torácica, el qual s'ha posicionat primer amb 89 visites, y subiendo... doncs no hi ha dia que no tingui una nova visita.

Podria pensar que hi ha moltes dones oprimides que han buscat molta informació i que aquest és el motiu de l'activitat del meu blog, però no... el motiu d'aquesta pujada inesperada de visites és la paraula sujetador...

Búsquedes que s'han fet:

"fotos de chicas quitandose el sujetador, opresion en el cortorno del pecho, "el sujetador" blogspot, la tienda de la tele comfortrisse sujetadores, no lleva sujetador, video le quite el sujetdor"

(Cambio de idioma) No entraré a analizar ni las inquietudes que mueven las búsquedas, ni lo poco aplicados que nos volvemos cuando tecleamos en el google... porque lo que me ha inquietado es ver como el uso de una palabra como sujetador me posiciona en la red.

I és que últimament he estat molt interessada per aquests temes... de fet, fins i tot m'han ofert nombrar-me "community manager" (jejeej!!!).

Deixo aquí dos videos sobre el posicionament web: serio y risa

Aquests videos estan molt bé però jo recomanaria a les empreses, i no per res més que la meva experiència adquirida, que situessin certes paraules clau als textos dels seus webs, com ara:

"Las mujeres y hombres de la empresa son los que sujetan y sustentan los pilares que sostienen y guían la estrategia. Vea video annexo"

(I és que vulguis que no, dir que els homes i dones de l'empresa són els sostén de l'empresa pot sonar raro, però et pot donar un cert avantatge en el rànquing de google!).

I res, us convido a fer volar la imaginació per trobar bones frases de posicionament.

jueves, 26 de enero de 2012

la marrana

Aquest dilluns vaig anar al Romea... una obra única (tot i que davant de l'èxit, es comenta que s'estan plantejant tornar-hi)... 7 actors i actrius... amb l'adaptació de Miquel Pujadó i Carles Canut d'un recull de contes "marranos" de l'edat mitjana.

La veritat és que quan la dona de l'Institut d'Estudis Medievals ens presentava l'esdeveniment... i ens posava en situació parlant-nos d'un trobador anomenat Guillem, de cuyo apellido no puedo acordarme, el qual tenia més poder que el propi rei de França... vaig començar a imaginar els cavalls, les taules farcides de menjar, i al voltant els cavallers i les dames, els tapissos decorant els salons dels castells... i de fons el so de les cordes que són acariciades, i la veu que acompanya el ritme musical. I un cop havent menjat, mentre al saló principal fan el programa per a tota la familia... al saló adjunt, o potser al del pis de dalt, devien fer l'eròtic-festiu... sí, sí... històries ben pujadetes de to... i amb un enginy espectacular... des de cossos plens de penis o de vagines, a juguesques guanyades per superpoders donats per fades, superpoders que fan que els forats del cos més escatològics parlin i s'expressin lliurament.

Els dos pensaments que em van venir al cap és que... a) no inventem res... i b) Tirant lo Blanc.

Pues eso, aquí trobareu més informació i un vídeo de "la versió més marrana de l'edat mitjana", perquè us animeu a anar-hi si fan més representacions.

I tal i com acaben l'obra: "Ja podeu marxar a casa, que això ja s'ha acabat, no aplaudiu amb les banyes que fan un so esquerdat, no aplaudiu amb les figues que fan so remullat, que fan so remullat".

;o)

domingo, 22 de enero de 2012

estimar

He comprovat que... una cosa que regeix les nostres vides com l'amor... no és de senzilla combinació amb una altra que també ho fa, el pensament.

Temps era temps hi havia una parella... que estaven molt enamorats, i sentien que milions d'endorfines brollaven dins seu... tantes, que, de vegades, sentien que podien arribar a explotar de felicitat.

La cosa és que un cop la química va anar baixant, van començar a descobrir-se de veritat. I, era en aquest moment, que l'amor... l'autèntic amor, havia d'aparèixer, si era el cas. I parlo, d'aquell amor en el que acceptes el que tens davant. No importa el teu mapa. L'estimació és tal que el respecte cap a l'altre fa que gaudeixis sense cap més expectació.

Però els mapes que tant ella com ell tenien dins el cap feien que tot es comencés a complicar. I després van arribar les projeccions del futur: de viatges, de persones amb les que comparar-se, de persones que ja no podrien seduir, d'expectatives de persones que mai no arribarien a ser, de futurs fills no nascuts que havien d'educar... Desencontres que van començar a portar patiment a la bonica parella.

I així, la desconfiança va començar a aparèixer.

Una vegada ell va dir, mig enfurrunyat, que ella no li deia veritats sobre la seva feina (artist work) perquè se l'estimava. Aquest fet, va ferir la ment pensant de la noia... dir que el seu criteri es podia veure afectat per l'amor (i, de fet, potser era cert, però que no era la seva veritat "acaso"?, i no era la seva veritat tant respectable com la de qualsevol altre?).

Al cap de poc temps ho van deixar... i tot i que amb els temps semblava que la cosa s'anava normalitzant hi havien petits resquicis que encara pul·lulaven...

Després d'uns anys, ella va anar a veure un dels treballs d'ell. Al final del mateix no va poder dir-li què en pensava... així que va quedar pendent... Però al moment va rebre un sms on ell li agraïa que hagués anat a veure l'obra, i li deia que estava obert a crítiques, suggeriments i queixes. Ella es va sentir reptada a participar d'aquella oferta, a demostrar que el seu amor no afectava el seu criteri d'opinió artística. (aghh!!! Craso error!!!).

Aixxxx.... amb la qual cosa, va trigar tres setmanes en trobar el moment oportú per seure i fer el seu comentari on va voler mostrar tot el seu talent per valorar de manera objectiva i professional l'obra en qüestió...

... i/però mai no va rebre resposta.

Mai no va saber perquè no la va rebre... però ella ja no es posava en la pitjor possible resposta... ara ja podia veure l'ampli vànol de possibilitats i no posava l'atenció en la pitjor possibilitat... les contemplava totes i no feia judicis de valors precipitats. Però, de fet, es va adonar que no l'importava, que ja no l'importava el motiu pel qual ell no havia respost, que ell era l'excusa, però no era la raó... la raó estava en ella mateixa, en aquell forat que tenia dins d'ella... aquell forat que l'amor podia emplenar; no parlava d'amor sentimental, sinó d'amor universal... aquell amor que et fa fluir, i que fa que la teva ment no pensi, simplement sigui.

L'amor es transforma... i crec que mai no deixa de transformar-se, i transformar-te, i així mai no t'avorreixes perquè sempre et sorpren... i cada dia trobem com expressar aquest amor.

viernes, 6 de enero de 2012

El sujetador y la opresión de la caja torácica

El otro día, estábamos hablando con un grupo de amigas y yo comenté mi necesidad casi imperante de... al llegar a casa... quitarme el sujetador... porque la opresión que sentía alrededor de mi caja torácica era insoportable.

A lo que, una amiga muy sabia, me dijo que, seguramente, yo... no llevaba la talla de sujetador adecuada. Agghhh!!! Cuánto desconocimiento!!! :os

Bien pues, parece ser que el 70% de las mujeres no llevan el sujetador de la talla adecuada (así lo dicen diferentes estudios que he encontrado, y una publicidad muy divertida de latiendaencasa).

Aún recuerdo la revolución que supuso que llegara Marks & Spencer con sus tallas de contorno y de copa. Y es que, hasta entonces, yo pensaba que las tallas de los sujetadores eran un número, y no un número y una letra.

Actualmente en lugares como Etam y H&M puedes encontrar algunas tallas, pero no todas... y de hecho, hasta en las cotillerias faltan algunas tallas. Una de las cosas que he aprendido durante estos días de investigación es que además de acertar con la talla, uno debe fijarse en que el aro o contorno inferior de la copa va de costilla a costilla, y así no se clava en la mama. Y, para darle el toque final, hay que colocarlas bien en su sitio... sé que lo he visto en alguna peli, no recuerdo exactamente en cuál... quizás en "Lo que el viento se llevó", cuando Escarlata O'Hara se viste a escondidas para ir a ver a Leslie mientras el resto de mujeres duerme la siesta... o quizás sólo se baja el escote para lucir más pechera. Aunque para ser más exactos... Escarlata no lleva sujetador... lleva corsé (quina locura el corsé... no m'ho vull ni imaginar!!). Pero volviendo a la investigación... según las instrucciones de la mujer de la tienda, los pechos deben quedar emmarcados por el sujetador... y la verdad, bien puestos, el tema gana y gana (en todos los sentidos: confort y estético).

He encontrado este link donde está muy bien explicado cómo obtener el número y la letra de tu sujetador ideal.... quizás las rebajas sean un incentivo extra para dar un respiro a vuestro tórax, si es que os pasa lo que a mí, of course!


Consells pràctics trobats pel ciberespai:

Medir el contorno del tronco justo por debajo del pecho. A esa cifra súmale 15. Pongamos como ejemplo que la medición dio 75 cm. Súmale 15 y obtendrás 90. Pues ésa es tu talla (de número).

Y ahora, la copa (la letra). Entre la medida de una y la siguiente hay una diferencia de 3 cm, y también hay un margen de tolerancia de 3 cm. Es decir, la A es la adecuada para un pecho que mida entre 11 y 13 cm, la B entre 14 y 16 cm, la C entre 17 y 19 cm y la D entre 20 y 22 cm.

Con tu sujetador habitual puesto, mídete el busto pasando la cinta justo por encima de los pezones. Supongamos que te da 90 cm. Réstale el resultado del contorno. En nuestro ejemplo: 90 cm - 75 cm = 15 cm. Pues tu copa es una B.

He encontrado este link donde está muy bien explicado cómo obtener el número y la letra de tu sujetador ideal.... quizás las rebajas sean un incentivo extra para dar un respiro a vuestra torácica, si es que os pasa lo que a mí, of course!
Y aquí os dejo a Rachel, de Friends, quitándose el sujetador para intentar emular a la chica de Flashdance para ser sexy y ligarse al chico en cuestión, pero la excusa que pone es que el sujetador la oprime y tiene que sacárselo... y es que la globalización nos une... cada vez más, en todos los sentidos!! ;o)

martes, 3 de enero de 2012

Es la PNL (Programación neurolinguïstica) para gente "rica"?

Yo tengo un agujero dentro de mí. Depende de las circumstancias y de las condiciones... el agujero es más o menos grande, aspira o expira, está de un color o de otro.

Creo que no soy la única que tiene un agujero dentro de sí... casi me atreviría a decir que nos viene de serie. Y casi diría también que... depende de cómo te vaya la vida, este agujero hace que petes... y te deja out... hasta que vuelves a la rueda... si eres capaz de volver, claro.

También creo que las religiones y otras teorías nos sirven para sobrellevar el ser conscientes del agujero que tenemos dentro.

Yo, a veces, lo lleno de agua, antes también probé a llenarlo de humo... pero el agua me parece más mejor! Realmente, es muy divertido beber agua... ahí lo dejo, para que lo experimentéis... y en otro post me adentraré en el bonito mundo de la potomanía, again.

Últimamente me ha dado por pensar en el agujero como un agujero que hay que cuidar, que hay que limpiar, mimar, sacar brillo y al que también hay que hablar... Y en el fondo, creo que muchas religiones le hablan a ese agujero...

Hoy en día, lo de crear nuevas religiones ya no se lleva demasiado (aunque oí que bajo las premisas de matrix se creó una nueva religión). Ahora se mira mucho a Oriente para captar su manera de funcionar e interiorizar lo que se pueda y nuestras creencias nos permita, también hay teorías y nuevos sistemas: el secreto, la PNL, etc.



Todo porque la gente intenta estar mejor, intenta estar reconfortada, intenta estar abrazada de manera constante y sentirse plena... pero creo que debe ser muy difícil esa plenitud constante... quizás sea el nirvana donde se encuentra la plenitud... pero basta, que me pierdo y divago.

Yo soy de las que busca, y busca nuevos remedios, nuevas cosas... Pero ahora, que llevo dos años de PNL y 3 cursos de formación, me planteo... acaso estas nuevas técnicas son sólo para gente con pasta? La verdad es que es elitista en sí mismo... y acaba generando y moviendo, una vez más una rueda consumista...

Iba a decir que las religiones no tenían esta carga capitalista pero.... jejej!!! Me he acordado de que cuando hice la comunión, yo estaba de un fervor católico importante... y les pedí a mis padres si podía ir a la iglesia. Me dijeron que ningún problema (evidentemente iba sola)... así fue cuando y cómo empecé a ir los sábados que estábamos en Barcelona a la Parroquía del Espíritu Santo. Pero acto seguido después de darse la paz, pasaban la cestita para que la gente diera su aportación... y después de unos días de dar 25 pesetas (me encantaban esas monedas de 5 duros)... pedí a mis padres que me dieran más dinero con motivo de la donación a la iglesia, porque no sé porqué... me sentía avergonzada de tan pobre aportación.... y ellos me dijeron que no... Así que con casi 8 añitos decidí no ir más a misa, y hablar directamente, desde casa, con Dios... que me iba a salir más barato.



Por suerte, para profundizar en estas nuevas teorias y religiones, siempre nos quedarán los libros y las bibliotecas... o acaso no es la Biblia el Best-seller por excelencia de todos los tiempos?

domingo, 1 de enero de 2012

Bon any nou 2012

I aquí estem un altre cop.... primer post de l'any.

Estem en temps de noves col·leccions per fascicles, de noves retallades, de nous propòsits. Jo en tinc uns quants. I... de fet, els concretaré aquest dijous en una tradició que ja fa uns anys que portem a terme. Per reis, ens reunim uns quants amics i amigues per brindar pels nostres nous propòsits... i sempre amb un mojito a la mà.

Però el primer dels meus propòsits és felicitar-vos l'any, i vull desitjar-vos un 2012 ple de projectes, amor, rises, abraçades i petons... perquè són coses que depenen de cada un de nosaltres.

També voldria que us plantegeu que aquest any podria ser, realment, l'últim any de tots els anys.

Segons les teories creades per la cultura "maya", el 21 de desembre s'ha d'acabar el món (potser el món tal i com el coneixem, potser el món... la Terra). Quan jo tenia 12 anys ja vaig llegir aquesta història al "pronto"... recordo pregar i parlar amb Déu per tal d'evitar la fi del món.

La veritat és que com que no sé si les meves pregàries tindran els seus fruits... optaré per fer que cada dia i cada moment comptin (com li diu Jack a Rose al Titanic: "make it count"). I tenir aquesta excusa per adquirir l'hàbit de valorar les coses... en el fons, m'encanta aquesta teoria... tot i el risc de mort imminent... claro!

Per altra banda... una altra cosa que em posa de bon humor és que el 2012 és l'any del drac en l'horòscop xinès. I jo sóc drac... :D

Doncs crec que ja està, que és hora d'anar a dormir... que vam començar l'any fent-la ballar fins les mil... o fins les 7!

I aquí us deixo un regalet!!! Ves... em va fer gràcia!!! :o)

REGALO EQUIVOCADO Anoche un hombre vestido de rojo se deslizó por la chimenea de mi casa y entró a mi habitación...
Como estaba dormida pensé que era un sueño, pero aquel hombre de barba blanca se desnudó y se metió a mi cama...
Antes de que pudiera hacer o decir algo, se montó sobre mí y me echó el mejor polvo que me han echado en toda mi vida.
Mis gritos de gozo y mis alaridos de un largo orgasmo fueron ahogados con su mano para no despertar a los demás.
Exhausta pero agradecida, cuando todo había acabado y aún jadeando le pude decir:
"¡¡¡ Muchas gracias Santa Claus !!!... pero lo que yo te pedí fue un Volvo"...