martes, 3 de enero de 2012

Es la PNL (Programación neurolinguïstica) para gente "rica"?

Yo tengo un agujero dentro de mí. Depende de las circumstancias y de las condiciones... el agujero es más o menos grande, aspira o expira, está de un color o de otro.

Creo que no soy la única que tiene un agujero dentro de sí... casi me atreviría a decir que nos viene de serie. Y casi diría también que... depende de cómo te vaya la vida, este agujero hace que petes... y te deja out... hasta que vuelves a la rueda... si eres capaz de volver, claro.

También creo que las religiones y otras teorías nos sirven para sobrellevar el ser conscientes del agujero que tenemos dentro.

Yo, a veces, lo lleno de agua, antes también probé a llenarlo de humo... pero el agua me parece más mejor! Realmente, es muy divertido beber agua... ahí lo dejo, para que lo experimentéis... y en otro post me adentraré en el bonito mundo de la potomanía, again.

Últimamente me ha dado por pensar en el agujero como un agujero que hay que cuidar, que hay que limpiar, mimar, sacar brillo y al que también hay que hablar... Y en el fondo, creo que muchas religiones le hablan a ese agujero...

Hoy en día, lo de crear nuevas religiones ya no se lleva demasiado (aunque oí que bajo las premisas de matrix se creó una nueva religión). Ahora se mira mucho a Oriente para captar su manera de funcionar e interiorizar lo que se pueda y nuestras creencias nos permita, también hay teorías y nuevos sistemas: el secreto, la PNL, etc.



Todo porque la gente intenta estar mejor, intenta estar reconfortada, intenta estar abrazada de manera constante y sentirse plena... pero creo que debe ser muy difícil esa plenitud constante... quizás sea el nirvana donde se encuentra la plenitud... pero basta, que me pierdo y divago.

Yo soy de las que busca, y busca nuevos remedios, nuevas cosas... Pero ahora, que llevo dos años de PNL y 3 cursos de formación, me planteo... acaso estas nuevas técnicas son sólo para gente con pasta? La verdad es que es elitista en sí mismo... y acaba generando y moviendo, una vez más una rueda consumista...

Iba a decir que las religiones no tenían esta carga capitalista pero.... jejej!!! Me he acordado de que cuando hice la comunión, yo estaba de un fervor católico importante... y les pedí a mis padres si podía ir a la iglesia. Me dijeron que ningún problema (evidentemente iba sola)... así fue cuando y cómo empecé a ir los sábados que estábamos en Barcelona a la Parroquía del Espíritu Santo. Pero acto seguido después de darse la paz, pasaban la cestita para que la gente diera su aportación... y después de unos días de dar 25 pesetas (me encantaban esas monedas de 5 duros)... pedí a mis padres que me dieran más dinero con motivo de la donación a la iglesia, porque no sé porqué... me sentía avergonzada de tan pobre aportación.... y ellos me dijeron que no... Así que con casi 8 añitos decidí no ir más a misa, y hablar directamente, desde casa, con Dios... que me iba a salir más barato.



Por suerte, para profundizar en estas nuevas teorias y religiones, siempre nos quedarán los libros y las bibliotecas... o acaso no es la Biblia el Best-seller por excelencia de todos los tiempos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada